La asociación Inquilinos Agrupados aseguró este miércoles que quienes alquilan atraviesan por una “situación crítica” y advirtió que crecen las consultas para dejar sin efecto los contratos de manera anticipada.

“Es una situación crítica, no se puede pagar el alquiler”, sostuvo en diálogo con la agencia NA el presidente de la entidad, Gervasio Muñoz, al alertar sobre la suba de costos para poder acceder a una vivienda.

En el inicio de semana, el Gobierno porteño dio a conocer que los alquileres en la Ciudad de Buenos Aires registraron en promedio un aumento del 37,6% para los monoambientes en el segundo trimestre del año con relación a igual período de 2017, es decir que estuvo por encima de la inflación.

Además, indicó que los departamentos de dos ambientes tuvieron un incremento del 35,8%.

El sondeo señaló que se trató del quinto mes consecutivo en el que los alquileres se ubicaron por encima de la variación de precios, a diferencia de lo ocurrido entre los cuatro trimestres anteriores.

Muñoz sostuvo que en la actualidad los inquilinos se encuentran “indefensos”, por lo cual reclamó una ley que “termine con la especulación” en el rubro.

“Hace un año, la consulta más común es la de rescisión anticipada de contratos”, puntualizó, y argumentó que en esos casos los inquilinos “se mueven a departamentos más económicos o regresan a las casas de sus familias”. De ese modo, pronosticó que si la situación no se modifica, “la crisis habitacional es inminente”.

El titular de la asociación puntualizó que ello afectará a “los pequeños propietarios ya que no van no a poder cobrar los alquileres”, mientras consideró que “por otro lado, beneficiará a los grandes empresarios porque caerían los precios y aprovecharían para comprar propiedades”.

En tanto, Muñoz confió en que “antes de fin de año” los inquilinos contarán con una ley que pueda resolver las problemáticas vigentes.

DEJÁ TU COMENTARIO