Trabajadores del Hospital Posadas denunciaron este miércoles una nueva serie de despidos en el centro de salud, por lo que convocaron a una asamblea y protestaron en las inmediaciones del edificio para repudiar la medida y reclamar reincorporaciones, seguidos de cerca por efectivos de Gendarmería Nacional.

Tras varios recortes de personal este año, unos 40 trabajadores recibieron este miércoles el telegrama de despido y ya suman 80 en esta semana, aunque no descartaban que la desvinculación alcanzara a más profesionales del hospital público, que depende de la administración nacional.

El médico gastroenterólogo Carlos Varsky resaltó que “los despidos se hacen sin lógica” y dijo que “en los telegramas no aparecen justificaciones”.

Al respecto, contó que este miércoles el hospital quedó sin “cirugía cardiovascular infantil” porque en rechazo a la reducción de personal renunció el jefe del área, Christian Kreutzer, y todo su equipo.

Las autoridades argumentaron que los despidos se deben a incumplimientos en la carga horaria. Pero lo cierto es que los trabajadores ya habían sido advertidos en enero que en el Hospital “sobraba” personal.

“Cuando asumió la nueva gestión del hospital en 2016, dijeron que sobraban 2600 puestos de 5000“, dijo al diario Perfil Edgardo Zacarías, de la Agrupación Trabajadores en Lucha del Hospital Posadas.

Entre los desvinculados hay cuatro clínicos, cuatro psiquiatras, tres obstetras, tres cirujanos cardiovasculares infantiles, tres especialistas en Hemodinamia, dos neurocirujanos, dos patólogos, un traumatólogo especialista en Columna, un cardiólogo infantil, un otorrino, un neumonólogo, un reumatólogo y una pediatra.

whatsapp_image_2018-09-12_at_21.51.06-49b18

“Echaron a profesionales de áreas críticas, no reemplazables y hay una crisis asistencial. En este momento no hay cirugía cardiovascular infantil”, resaltó Varsky en declaraciones al
canal TN.

Además, detalló que despidieron a “todo el plantel de ecografía pediátrica” y a trabajadores de la “terapia intensiva”.

Según señaló el gremio, a lo largo del año se registraron unos 300 despidos, situación que se percibe en la calidad del servicio del Hospital Posadas, ubicado en la localidad bonaerense de Haedo.

“Han echado a gente de internación clínica, a la única pediatra que hacía estudios funcionales en gastroentorología, al único traumatólogo de columna, especialistas en patología vesicular. Al principio los despidos fueron contra los enfermeros a modo de represalia por oponerse a la ampliación horaria pero ahora están echando también a profesionales que casi no tienen participación gremial”, remarcó Luis Lichtenstein, presidente de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) del Posadas, publicó el diario Página/12.

Los despidos se dieron en el marco de una serie de protestas en todos los hospitales públicos de la Provincia, donde 80 centros de salud se encontraban de paro por 48 horas para reclamar aumento salarial.

DEJÁ TU COMENTARIO