Corina De Bonis, una docente de la escuela Centro de Educación Complementaria (CEC) 801 del municipio bonaerense de Moreno, fue víctima de un violento ataque por un grupo de desconocidos que la abordó ayer por la tarde en plena calle. De acuerdo con la denuncia, le pusieron una bolsa en la cabeza y la obligaron a subir a un auto. Dentro del vehículo, la golpearon y en lo que fue una clara amenaza mafiosa, le escribieron con un punzón sobre el abdomen: “ollas no”. Después, le advirtieron que “el que avisa no traiciona” y la liberaron.

La trabajadora de la escuela es una de las promotoras de las manifestaciones con ollas populares, que permite darle de comer a los alumnos del CEC 801 y de paso denunciar el desfinanciamiento educativo por parte de la administración de la gobernadora María Eugenia Vidal, que golpea de lleno a esa institución, como al resto de las escuelas de la provincia de Buenos Aires.

El mensaje era muy claro y estaba dirigido tanto a ella como al resto de sus compañeros. El objetivo es que dejen de organizar las ollas populares, un tipo de protesta que ya lleva más de 20 ediciones ante la grave situación que se padece en territorio bonaerense. De Bonis denunció el hecho ante la Comisaría Séptima de Moreno, con sede en la localidad de La Reja.

Corina en una de las ollas populares
La docente en una de las ollas populares

El líder del gremio docente SUTEBA, Roberto Baradel, denunció el hecho ante el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, y aseguró que Corina no es la única que fue amenzada. “Los docentes y los papás habían organizado ollas populares” en una de las escuelas de esta localidad bonaerense y que por esta decisión “venían recibiendo amenazas”.

“Los llamaban y les decían ´Basta de hacer política, vayan a educar´ y ahora secuestraron a esta maestra, le pusieron una bolsa en la cabeza y la torturaron. Con un punzón le escribieron en la panza ´no a las ollas´”, precisó el dirigente en declaraciones al canal C5N.

Baradel ya había denunciado intimidaciones anónimas la semana pasada y resaltó que “lo único que se estaba haciendo es darle de comer a los chicos”. En ese sentido, dijo: “Decidimos hacerlo público porque entendemos que le da mayor protección a la comunidad educativa”, agregó. “Es un hecho tan grave que uno no puede especular con estas cosas. Lo que sí lo vamos a denunciar y hay responsabilidad institucional”, señaló.

El gobierno de Vidal habló del ataque a Corina

En un comunicado, la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires destacó que “repudia profundamente el lamentable hecho de violencia que sufrió hoy la docente Corina De Bonis”.

“Estamos acompañando a la docente con nuestros inspectores de la Dirección de Psicología Social en la UFI 5 de Moreno para radicar la denuncia correspondiente. Junto con el Ministerio de Seguridad, de Justicia y la fiscalía estamos trabajando para poder esclarecer lo antes posible este lamentable hecho”, concluyó el comunicado.

Más tarde, la propia gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal repudió la “violenta agresión” que sufrió la docente. “Mi solidaridad con ella, ya la estamos acompañando con la Dirección de Psicología Social y junto a los ministerios de Seguridad y Justicia estamos trabajando para encontrar a los responsables”, escribió en Twitter.

DEJÁ TU COMENTARIO