La educación pública superior entró en su tercera semana de conflicto, ya que los gremios docentes extendieron su plan de lucha para reclamar mejores salarios y más presupuesto para las universidades estatales de todo el país, 57 de las cuales se encuentran paralizadas.

La Confederación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) rechazó este viernes la decisión del Ministerio de Educación de otorgar “un aumento unilateral del 5,8%” a cuenta de futuros ajustes y ratificó el paro en todo el país desde el martes hasta el viernes.

“CONADU declara insuficiente el aumento unilateral del gobierno y ratifica el paro del 21 al 24 de agosto”, indicó en un comunicado el gremio que agrupa a docentes de todas las universidades.

conadu

En declaraciones a la agencia NA, el secretario de Prensa del gremio, Federico Montero, consideró que el aumento “es una maniobra del Gobierno que intenta desviar la atención y minar la adhesión al paro”.

“En la última reunión volvieron a ofrecer una suba de 15 por ciento en tres cuotas en lugar de cuatro, mientras el mismo Gobierno admite ante el FMI que la inflación este año será de entre 27 y 32 por ciento”, agregó Montero.

En un comunicado, el sindicato señaló que el Ministerio de Educación otorgó un aumento unilateral del 5,8% a cuenta de futuros aumentos y consideró que este ajuste “consolida la pérdida del poder adquisitivo docente y no supera el techo del 15%”.

Por su parte, Carlos De Feo, secretario General de CONADU, manifestó que “el gobierno tiene que dar una respuesta efectiva, no sólo a la situación salarial sino también a la crisis presupuestaria de la universidad”.

“El no inicio de clases, los abrazos a las universidades y las múltiples instancias de lucha son el emergente del profundo malestar de los docentes y la comunidad universitaria”, sostuvo el dirigente.

El conflicto entra así en su tercera semana. Mientras los gremios docentes reclaman un aumento salarial de entre el 25% y el 30%, además de mejores condiciones de contratación, regularización de cargos y un mayor presupuesto para ciencia y técnica, el ministerio de Educación ofrece un incremento del 5% en mayo y 5,8% en junio, con la propuesta de mantener abierta la mesa de negociación a cambio del compromiso de las agrupaciones de no impulsar medidas de fuerza.

En total, son 57 las casas de estudio de todo el país que se encuentran paralizadas por la medida de fuerza docente. Algunas universidades no comenzaron las clases en este segundo cuatrimestre.

El gremio reclama un significativo aumento salarial con cláusula gatillo y mayor presupuesto universitario y ratificó la marcha para el 30 de agosto al Palacio Pizzurno.

DEJÁ TU COMENTARIO