La planta Extreme Gear, que producía para la marca Adidas en la localidad de Esteban
Echeverría, cerró este jueves definitivamente sus puertas y los dueños despidieron a los 50 trabajadores que quedaban.

El presidente de la fábrica, Emanuel Fernández, aseguró que la inversión en la planta superaba los 15 millones de dólares y que a raíz de la crítica situación del mercado en los últimos dos años debió despedir a más de 500 operarios.

Fernández atribuyó el cierre a que las compañías “importan productos terminados” y sostuvo que “los trabajadores no estaban tranquilos, estaban tristes, porque saben que no van a poder conseguir en otro lugar”.

La planta había sido creada en el 2011 y llegó a emplear a más de 500 trabajadores, pero debido a la caída en las ventas había ido bajando el número hasta los últimos 47 que ahora fueron despedidos.

“Hoy cerró definitivamente la planta de Adidas de Esteban Echeverría dejando a 660 familias sin empleo. Hicimos un gran esfuerzo para traer esta importante fábrica a nuestro distrito. Duele saber que sus persianas no volverán a abrirse. Menos empleo es menos desarrollo”, dijo el intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

Según el INDEC, en 2017 se importó un 25,93% más de pares que en 2016, lo que significa 34 millones de pares ingresaron al país. Si se tiene en cuenta los últimos dos años, la importación aumentó más del 50%.

Horacio Moschetto, secretario y coordinador del Departamento de Comercio Exterior de la Cámara de la Industria del Calzado, dijo en abril de este año a Buenos Aires Económico que hay una “alarmante que la caída del mercado interno”, y que el sector venía  “creciendo en producción, hasta llegar a 125 millones de pares”, pero que este año la produccón cayó  “por debajo de 100 millones y se sigue profundizando”.

DEJÁ TU COMENTARIO