La segunda temporada de The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada) arrancó el 25 de abril y empezó con todo: simulacros de ejecuciones en un estadio, maltratos irreproducibles y ceremonias de violaciones, hasta hubo espectadores y espectadoras que abandonaron la serie por parecerles excesiva y críticos reconocidos que comenzaron a blasfemar contra ella. No sé en qué mundo vivirá esta gente, pero vayamos por partes.

One-time 'Shakespeare In Love' heartthrob Joseph Fiennes turns brutal rapist in futuristic US drama series ¿The Handmaid¿s Tale.¿nIn the thriller, Offred ¿ played by Elisabeth Moss ¿ is forced to become a concubine after a military coup in the USA by religious extremists. nShe¿s known as a ¿handmaid¿ because she had a baby in the ¿old world¿ and is set to a prominent family to act as a surrogate. nIn shocking scenes, she is repeatedly raped by ¿The Commander¿ ¿ alias actor Fiennes ¿ while his wife Serena Joy ¿ played by actress Yvonne Strahovski ¿ holds her hands.nThe ten-part series is currently streaming on US Internet site Hulu.nn*****nnnTNI Press Ltd does not hold or assert any Copyright or License in the attached image. Any fees paid to TNI are for TNI¿s services only. Such fee does not, nor is it intended to, convey to the user any Copyright or License in the image. By publishing this image, the user expressly agrees to indemnify TNI against any claims, demands, or causes of action arising from, or connected in any way, with the user's publication of the image.n

La serie basada en el libro homónimo de Margaret Atwood, escrito en 1984 e inspirado en los horrores de la Segunda Guerra Mundial, en las dictaduras latinoamericanas y en el robo de bebés en la última dictadura Argentina. Partió de la premisa de que el orden establecido puede desvanecerse de la noche a la mañana y que no se puede confiar jamás en la frase: “esto aquí no puede pasar”, porque la realidad nos lleva a la certeza de que cualquier cosa puede pasar en cualquier lugar.

04_

Así como el libro, la serie es una distopía contemporánea ubicada en la República misógina de Gilead, EE.UU., que se rige por la religión, el puritanismo y el más excesivo control sobre las mujeres, sometidas a las peores degradaciones: son violadas por los Comandantes del nuevo orden y obligadas a dar a luz. Las esposas de los Comandantes abalan estas torturas porque ellas están a favor de la vida de los seres por nacer y tener un hijo es un símbolo de estatus, un escalón más en la estructura de poder sobre otras mujeres.

03_

Como en el mundo, en Gilead el patriarcado es un monstruo grande que pisa fuerte y tanto criadas como esposas están bajo su yugo. Por lo tanto el trabajo de estos dos grupos de mujeres será arduo, complejo, excesivo; morirán muchas pero todo indica que la revolución será a partir de la unión entre ellas (sororidad), para poder derrocarlo y esto se ve claramente en la relación tensa entre la criada Offred/June (Elisabeth Moss) y Serena Joy (Yvonne Strahovski) la esposa del Comandante Fred Waterford, la encarnación misma del patriarcado interpretado por Joseph Fiennes.

01_

Quedan sólo dos capítulos para terminar la segunda temporada y ya sabemos que la serie renovó para una tercera entrega. Si todavía no la empezaron o están por abandonarla, tengan en cuenta que es una de las mejores series de los últimos años. The Handmaid’s Tale es actual, cruda, con mucho para reflexionar y debatir. Así que antes de abandonar el barco denle una segunda oportunidad, es muy cruel lo que hay que ver pero mucho más cruel es la realidad.

 

DEJÁ TU COMENTARIO