(COMBO) This combination of pictures created on June 07, 2018 shows Spanish Prime Minister Pedro Sanchez (TOP L) and his new 17 ministers (L-R, TOP-BOTTOM) Spanish minister for health, social welfare and consumer affairs Carmen Monton, Deputy Prime Minister and minister of equality Carmen Calvo, Spanish government's spokeswoman and minister of education Isabel Celaa, Spanish minister of terrirorial administration Meritxell Batet, Spanish minister of industry Reyes Maroto, Spanish minister of energy and climate change Teresa Ribera, Spanish minister of justice Dolores Delgado, Spanish minister for finance Maria Jesus Montero, Spanish minister for economic affairs Nadia Calvino, Spanish minister of labour Magdalena Valerio, Spanish minister of defence Margarita Robles, Spanish minister of culture and sports Maxim Huerta, Spanish minister of science, innovation and universities Pedro Duque, Spanish minister of foreign affairs Josep Borrell, Spanish minister for development Jose Luis Abalos, Spanish minister of agriculture Luis Planas and Spanish interior minister Fernando Grande-Marlaska taking oath of office in presence of Spain's King at La Zarzuela palace in Madrid on June 7, 2018. King Felipe VI today swore in Spain's new pro-EU government with a record 11 women members including in key posts such as defence and economy, and six male ministers. / AFP PHOTO / POOL / Javier Lizón AND J. J. GUILLEN

Con la mano derecha sobre la Constitución y no sobre una biblia (por primera vez en la democracia española), Pedro Sánchez, del PSOE, asumió su mandato como presidente de España el pasado 2 de junio ante la mirada del Rey Felipe IV. Coherente con la línea del socialismo, para su juramento también se quitó el tradicional crucifijo que se utilizaba como símbolo para las asunciones presidenciales. Sánchez llegó a la presidencia tras la moción de censura presentada contra Mariano Rajoy, quien debió abandonar el puesto presidencial ese mismo día.

“España cambió el pasado 8 de marzo, hubo un antes y un después con las movilizaciones feministas y el nuevo gobierno es fiel reflejo de ese movimiento”, sentenció el actual presidente español el día de ayer, cuando oficializó la conformación del gabinete en el Palacio de la Moncloa. El nuevo gobierno introdujo cuatro ministerios nuevos, llegando a un total de 17 carteras, conducidas por primera vez en su historia por una amplia mayoría de mujeres. Otro hecho que tuvo resonancia en los medios españoles fue la designación de ministras en áreas que tradicionalmente fueron manejadas por hombres. Tal es el caso de Nadia Calviño, quien quedó al mando del Ministerio de Economía. La ministra también forma parte de la Comisión Europea y es desde 2014 la directora general del Presupuesto de la UE, por lo que se vislumbra una política española de integración europeista con intenciones antideficitarias y de estabilidad financiera. “Europa es nuestra nueva patria”, afirmó Sánchez en su conferencia de prensa. Meritxell Batet Lamaña es la nueva Ministra de Política Territorial y Función Pública, la catalana federalista se lleva gran parte de las miradas ya que será la encargada de mediar el conflicto con la Generalitat.

Nadia Calvinho
Nadia Calvinho es la nueva ministra de Economía de España

Por otra parte, María del Carmen Calvo Poyato, una reconocida feminista y considerada como una luchadora por los derechos en materia de género, asumió como Ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad y única vicepresidenta del Gobierno (en España puede haber hasta tres vicepresidentes).

María del Carmen Calvo Poyato
María del Carmen Calvo Poyato, una feminista en el gobierno español

Otros ministerios de peso entre los que se destaca la conducción femenina son el Ministerio de Justicia, a cargo de Dolores Delgado García; Defensa con Margarita Robles Fernández como su titular; y el Ministerio de Hacienda con María Jesús Montero Cuadrado al frente.

Entre las nuevas carteras se encuentra el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, encabezado por Reyes Maroto Illera, otra reconocida feminista y teórica en estudios de género. Se creó también el Ministerio para la Transición Ecológica, a cargo de Teresa Ribera Rodríguez, una opositora a la energía nuclear que será la responsable de las políticas medioambientales. El área de Cultura y Deporte volvió a tener investidura ministerial y quedó a cargo de un escritor y periodista, Máxim Huerta, quien no resistió su propio archivo y fue condenado en las redes sociales a causa de algunos polémicos tweets “anti deporte”. Al frente del nuevo Ministerio de Ciencia quedó Pedro Duque, famoso en su país por haber sido el primer astronauta español.

Teresa Ribera Rodríguez
“La prosperidad tiene que tener en cuenta los límites del planeta”, dijo Teresa Ribera Rodríguez al asumir al frente del Ministerio de Medioambiente y Energía

La lista se completa con María Isabel Celaá Diéguez como Ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, quien se proclama como una defensora de la educación pública e inclusiva; Magdalena Valerio Cordero como Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; Carmen Montón Giménez, Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación será representado por Luis Planas Puchades, un andaluz experto en la materia. Asimismo, el Ministerio de Asuntos Exteriores, de Unión Europea y de Cooperación queda a cargo de Josep Borrell Fontelles, un catalán defensor de la unidad española. Finalmente, el Ministerio del Interior quedó al mando de Fernando Grande-Marlaska Gómez y el Ministerio de Fomento será conducido por José Luis Ábalos Meco, considerado como “la columna vertebral del PSOE”.

María Isabel Celaá Diéguez
María Isabel Celaá Diéguez es miembro del Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra y actual portavoz y ministra de Educación y Formación Profesional del Gobierno de España

Una lectura rápida de los medios más importantes de España permite entrever que más allá de la mayoría de mujeres en los ministerios como un hecho histórico en la política de ese país, también se hace hincapié sobre la meticulosa y estratégica composición del gabinete, de perfiles variados en cuanto a lo técnico pero de alta calificación en sus áreas. Sin embargo, es destacable la jugada del PSOE al abrir el espacio de conducción política a mujeres de gran trayectoria, pues se juegan la continuidad de aquí a las futuras elecciones ya que de 350 bancas en el Congreso, solo tienen 84. Lo cierto es que la llegada al poder del PSOE podría significar una intensificación en el debate acerca de la transformación del modelo monárquico hacia una república plurinacional, cuestión que el partido Podemos viene exigiendo hace rato.

España es considerado un país avanzado en materia de igualdad de género (allí el aborto es legal desde 2010) pero esto no se terminaba de cristalizar en los ámbitos de poder político. También existen asimetrías en el mundo de la investigación científica, ya que solo el 39% son mujeres y la cifra no aumenta desde el año 2009. La nueva gestión, además de contar con desafíos y presiones para acoplarse sin exabruptos a la línea “europeísta”, deberá consolidar las bases para naturalizar la participación femenina en aquellas áreas donde el feminismo tiene un futuro prometedor: ciencia y política, esas esferas en disputa que, por concebirse patriarcales, ya han entrado en crisis y necesitan reconstruirse.

DEJÁ TU COMENTARIO