El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril, afirmó que llevará su candidatura “hasta las últimas consecuencias”, en un mensaje leído este viernes por su sucesora Dilma Rousseff en un acto del Partido de los Trabajadores (PT).

“Sé que mi candidatura representa la esperanza y la vamos a llevar hasta las últimas consecuencias porque tenemos a nuestro lado a la fuerza del pueblo”, leyó Rousseff durante el lanzamiento de la precandidatura de Lula en el estado de Minas Gerais, sureste de Brasil.

En la carta, en la que el ex mandatario de 72 años reafirma su inocencia, Lula dice que “cuando quedó claro que me detendrían a la fuerza, sin crimen ni pruebas, decidí quedarme en Brasil para enfrentar a mis verdugos. Sé cual es mi lugar en la historia y sé cual es el lugar reservado para quienes hoy me persiguen”.

“Quiero se presidente de Brasil nuevamente porque ya probé que es posible construir un Brasil mejor para nuestro pueblo”, manifestó Lula desde la celda en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba.

Lula2

El ex líder sindical fue condenado en segunda instancia a 12 años y un mes de cárcel, acusado de corrupción pasiva y lavado de dinero. Desde el 7 de abril cumple condena en una celda especial y aislada del resto de los presos en la sede de la Policía Federal en Curitiba, sur de Brasil.

Lula, que gobernó el país entre 2003 y 2010, niega las acusaciones y se considera “injustamente” detenido.

Rousseff declinó discursar tras la lectura, pero comentó estar “muy emocionada con esta carta-manifiesto del presidente Lula”.

Dirigentes del PT y de movimientos sociales y sindicales manifestaron su apoyo al ex mandatario en el evento, en el que se exhibieron fotos de Lula y de sus actos masivos en una pantalla gigante y que fue transmitido en vivo por Facebook.

“El único candidato que vamos a apoyar en la Central Única de Trabajadores (CUT), vamos a hacer campaña para sacar de la cárcel y para llevar al Planalto, es Luiz Inácio Lula da Silva“, dijo Vagner Freitas, presidente de la central sindical.

Freitas precisó que como parte de esta campaña es necesario “calentar más las calles”, y comentó que evalúan realizar una paralización nacional durante la primera semana de agosto.

Guilherme Boulos, precandidato del Partido Socialismo y Libertad (Psol), mismo de la concejal asesinada en marzo, Marielle Franco, envió un mensaje leído a la audiencia en el que decía lamentar no estar presente y reivindicar la “lucha” por la liberación de Lula.

“Lula es un preso político, su libertad es una causa de todos nosotros (…) Defender su derecho a ser candidato a la Presidencia es una causa democrática”, dijo.

El PT ha ratificado en diversas ocasiones el absoluto respaldo a su líder fundador, y cumple una agenda de actos electorales para lanzar su precandidatura.

Lidera las encuestas desde la cárcel

Aún estando preso, el ex presidente Lula Da Silva lidera todas las encuestas de intención de voto en Brasil, con un amplio margen respecto a su más cercano perseguidor, el candidato de la derecha Jair Bolsonaro.

Según un sondeo divulgado el 15 de abril, el primero realizado tras la reclusión de Lula en una celda de la Policía Federal en la ciudad de Curitiba para cumplir una condena de doce años por corrupción, el líder del PT sigue como el máximo favorito para las presidenciales de octubre en caso de que pueda presentarse.

En los escenarios que presenta la firma demoscópica Datafolha con diversos candidatos, Lula se impondría con entre el 30 y el 31 % de los votos en la primera vuelta y volvería a ser elegido presidente en la segunda, con entre el 46 y el 48 % de los apoyos.

Su principal rival en esas hipótesis es el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, un polémico defensor de la última dictadura militar y a quien la encuesta atribuye entre el 15 % y el 16 % de la intención de voto.

 

DEJÁ TU COMENTARIO