Cuando llueve (When it rains) es la versión en español de la pieza teatral de Anthony Black y la compañía de teatro canadiense 2b theatre, que se presentó en Nueva York, Edimburgo,  Mumbai y ahora desembarcó en Buenos Aires contando con la traducción y adaptación de Rafael Spregelburd que además es uno de sus personajes principales.

La obra se presenta en el Centro Cultural 25 de Mayo (Av. Triunvirato 4444), una sala de cine recuperada por los vecinos del barrio de Villa Urquiza, los días martes a las 21hs. Las entradas van desde los 160 pesos y se pueden reservar por Alternativa Teatral. Ideal para aprovechar su visionado en una sala maravillosa restaurada a nuevo hace unos años y disfrutar de una obra de teatro genial que estará (por el momento) hasta el último martes de junio.

“Cuando llueve” es una obra lúdica, a la vez graciosa y emotiva, visualmente atrapante por ser una novela gráfica, una obra de teatro en 2D donde los personajes están pegados al fondo, dada la estrechez del escenario y para resaltar las proyecciones que juegan un papel fundamental en la puesta. Todo el diseño lumínico y sonoro es de una precisión admirable como así también la proyección de objetos, descripciones y didascalias puestas al servicio de los espectadores. Además cuenta con muy buenas actuaciones, una gran potencia creativa y una dramaturgia moderna.

01

La historia se centra en dos parejas, una aparentemente feliz y exitosa, Inés (Moro Anghileri) y Alan (Rafael Spregelburd) y la otra en decadencia, Ana (Gloria Carrá) y Louis (Matthieu Perpoint). A través del punto de vista de cada uno de ellos nos iremos metiendo en su universo más íntimo donde el azar juega un papel fundamental, suerte y mala suerte, éxito y fracaso, son las dos caras de una misma moneda. Así como las lluvias y tormentas arrasan con las calles y nuestros hogares, los temas universales que retrata Cuando llueve son los que “atormentan” a todos los seres humanos: separación, muerte, enfermedad, perder el dinero, el trabajo o quedarse en la calle.

En el programa de mano, su autor, hace una serie de reflexiones que estimulan tanto el antes como el después de su visionado con una pregunta que atraviesa la obra y a los espectadores: “¿Cómo entienden su posición en el mundo las personas consideradas afortunadas?”. Pero lo mismo sería a la inversa ya que esa es sólo una cara de la moneda. Y la obra nos lleva de las narices a hacernos un sinfín de preguntas inevitables y algo autodestructivas: ¿Por qué a mí? ¿Me lo merezco realmente? ¿Estamos regidos por un poder superior que decide por nosotros y nos castiga?

Pero, así como Dios está en la lluvia, nunca llueve eternamente…

 

DEJÁ TU COMENTARIO