Eskuela de Rock es un programa de radio dedicado principalmente a la difusión de la música del under independiente, que se emite desde La Plata y es producido y conducido íntegramente por mujeres.

Con un estilo muy personal, plantearon una nueva mirada abordando temáticas comprometidas, a la vez que fueron creadoras de secciones muy recordadas como “La Punkee Denuncia”, o las relajadas entrevistas en el estudio, donde hacían que cada invitado se sintiera realmente “como en el living de su casa”.

En la actualidad se preparan para volver al aire, luego de un paréntesis que dejó a la escena con ganas de más.

Estuvimos conversando con Soledad y Ayelén, operadora y conductora respectivamente, y parte de un equipo que también integraron Priscila y Victoria.

– ¿Cómo surgió la iniciativa de hacer un programa íntegramente formado por chicas?

S: Surgió básicamente como una locura de Aye. Un día me llamó a mi casa y me dijo ” tengo ganas de hacer un programa de radio”. Le pregunté, “¿Cuándo?” y la muy loca me respondió “Ya. Venite a casa que algo vamos a hacer por Internet”. Se dio justo que yo había entrado al ISER a estudiar Técnico en Operación de Radio y Aye hacía rato que quería hacer un programa dedicado a la música under y a la de la vieja escuela, porque ya estábamos un poco podridas de prender la radio y escuchar solo basura. Así fue como justo cuadró todo y también el hecho de que no había casi ningún programa hecho por minas. La idea original de Eskuela era hacer un programa de radio hecho por amigas y pibas de la movida para hacer fuerza por el under y dedicado al under. En resumen, divertirnos un poco acompañadas por buena música. 

– ¿Alguna vez las atacaron gratuitamente por el hecho de ser todas mujeres? ¿Qué efecto les generó y cómo lo sobrellevaron?

S: ¡Muchísimas! (risas) Nos han agredido muchas veces y una de las más fuerte nos han mandado a “hacer que nos cojan”. Eso surgió porque un integrante de una banda que envió material se ofendió porque demoramos en responderle el mensaje que nos había mandado. Después, comenzó un ataque a través de los muros de Facebook publicando mentiras, diciendo que nosotras nos creíamos algo que no éramos y que si alguien quería ser maltratado por minas que jugaban a hacer radio, que nos enviaran material, y cosas así, sin pies ni cabeza.

Tanto ellos como otra gente hicieron correr el rumor de que nosotras pasábamos únicamente el material de las bandas amigas, que éramos poco profesionales y un sinfín de comentarios y actitudes por el estilo.

A: Claramente no me iba a quedar con la boca cerrada y dejarla pasar y le contesté poniéndole los puntos sobre las íes.

19396966_1182517568521625_1072311846869688291_n

– ¿Cómo ven el panorama actual, con respecto al momento en el que comenzaron con el programa?

S: Dentro de lo que es el movimiento under sigue siendo muy duro. Por mi parte no escucho muchos programas, en general, que dediquen su espacio a difundir bandas. Lo que sí noté es que las pibas le fueron perdiendo el miedo al micrófono y hoy hay más mujeres que cuando surgió esta locura que se llama Eskuela de Rock. 

– Estamos viviendo un momento de mucha concientización sobre temas que parecían cotidianos y aceptados (así como ignorados), pero todavía los abusos y femicidios siguen ocurriendo con una regularidad alarmante. ¿A qué vinculan la situación actual y la falta de avances, a pesar de las multitudinarias marchas?

S: Para mí la sociedad está podrida. La cabeza de la gente está podrida y siento como que algunas mujeres todavía tienen mucho miedo de hacerse escuchar. Para mí la mujer no es un pétalo frágil que hay que ponerlo en un pedestal por el solo hecho de ser mujer. Yo creo que la mujer misma se tiene que hacer respetar y respetar al otro, sea del sexo que sea. No es cuestión de ser feminista o machista, los extremos son malos. Es una cuestión de hacerse respetar y valorarse a uno mismo. Esto es como tarea para la casa. Ahora, a nivel político, no hay leyes que amparen a las personas afectadas: no alcanza con un 0800 o con una línea para comunicarse porque no hay condenas para quien ejecuta estos extremos: una violación. Una vez demostrado que una persona es un violador, debería ir a la cárcel y punto. Sin defensa alguna. Lo mismo con la persona que mata. Pero por sobre todas las cosas respetarnos a nostras mismas. No dejar que nos pisoteen y respetar al prójimo. Entiéndase bien: yo no soy feminista ni machista. Para mí hay que respetarse como seres humanos que somos, pero hay que hacerse escuchar y no dejar que nos pasen por arriba por solo el hecho de ser mujeres.

Si yo misma no me respeto, ¿cómo puedo pretender que la otra persona me respete?

A mí, si mi pareja, mi marido o mi novio intentara levantarme la mano, me tratara de una manera no debida o me insultara de una forma ofensiva no me vería más la cara. No tengo por qué justificar lo injustificable. Esto es personal pero la primera vez que fui a la casa de mi marido nos pusimos a hablar de esto y se lo aclaré: “Podemos discutir como personas pero, intentás levantarme la mano como en una pelea no me ves nunca más la cara”.

– ¿Qué las empuja a seguir con el programa después del parate? 

A: Eskuela de Rock es un programa de chicas hecho exclusivamente para la difusión del under y, más allá de que empezamos de la nada en una casa transmitiendo desde una computadora en el medio del campo en La Plata, la idea principal siempre está latente en cada una de nosotras. No importa desde y por donde salgamos al aire.

La difusión del under es lo que nos motivó a realizar el programa y es lo que día a día nos mantiene con las ganas de seguir. Lo que tiene el programa es que no tenemos pauta. No tenemos la dinámica de un programa normal, hacemos lo que queremos y cuando queremos. Creo que eso también es un componente importante dentro de Eskuela de Rock. Nos encanta no seguir una línea estructurada.

Hemos sacado al aire muchas bandas y eso es lo más gratificante de toda esta experiencia, más allá de algún que otro problema con gente a la que le ha molestado que tres minas estén detrás de un micrófono diciendo y haciendo lo que quieren. Creo que lo tomamos como un aliento para seguir con esta fórmula.

Acá lo que importa es que las bandas emergentes tengan su espacio. Hoy en día es mucho más fácil hacer difusión ya que todo el mundo maneja las redes sociales, pero este programa jamás dejará de lado la emoción de la radio en vivo.

No hay nada mas satisfactorio que escuchar la banda que te gusta en la radio, sentir esas cosquillas en las patas y salir corriendo a subir el volumen. Esa es una energía gigante que jamás tiene que desaparecer y es aun más emocionante si el que está del otro lado escucha a su propia banda salir en vivo.

Todas estas pequeñas cosas hacen que Eskuela de Rock sea un programa desestructurado y tenga un mensaje porque en este programa “El under existe y resiste”.

Links:

https://www.facebook.com/Eskuela-de-Rock-740659896040730/?ref=br_rs

https://twitter.com/EskueladeRock

https://www.mixcloud.com/EskueladeRock/

1 COMENTARIO

DEJÁ TU COMENTARIO