(INTI)

En el marco de los preparativos para el Paro Internacional de Mujeres, Contratapa avanza con su ciclo de entrevistas a referentes del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans para conocer cómo se están organizando desde sus colectivas de cara al paro, cómo leen esta coyuntura política y cómo creen que afectará la convocatoria planteada al tiempo que sus reflexiones en torno a la potencia del movimiento feminista como sujeto político.

En esta oportunidad, dialogamos con Luciana Mignoli, docente, periodista y artivista de la colectiva ARDA y con Paula, perteneciente a la colectiva de mujeres del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

1)  ¿Cómo se están organizando desde tu colectiva cara al Paro del 8M? ¿Qué actividades se encuentran realizando?

Luciana: Uy! Estamos encendidas porque este domingo 4/3 tenemos ensayo (quien quiera participar puede mandar mail a ardacolectiva@gmail.com). Nuestro artivismo -arte y activismo- es un modo político feminista de ocupar el espacio público y despatriarcalizar nuestros cuerpos. Entonces antes de cada artivismo, se enciende un fuego tan intenso que es indescriptible. La fuerza de ser parte de una cuerpa colectiva, insumisa, disidente, rebelde, poderosa, que ocupa las calles, sin pedir permiso. Todas las mujeres, lesbianas, trans y travestis deberían pasar por una experiencia así de libertaria porque algo se transforma para siempre.

Paula: Planteamos una asamblea de mujeres de Ciencia y Técnica, que terminó gestando una actividad con mujeres de Ciencia y Técnica y de otros espacios. Luego se hizo una reunión y una asamblea de trabajadoras del INTI para preparar el 8M en función de lo que veníamos hablando y pusimos en común un montón de problemáticas que se vienen dando a lo largo de este conflicto. Hacer una movilización , pintar las remeras con stencils. Vamos a hacer una columna de trabajadoras de Ciencia y Técnica abierta a todos los organismos que se quieran sumar y un ruidazo al mediodía, después vamos a marchar al ministerio de trabajo para reclamar por las despedidas. Nosotras consideramos que es el Ministerio de trabajo y no el de modernización donde se tienen que resolver los conflictos, el Ministerio de modernización es un invento de este gobierno para no resolver nada y después de allí marcharemos en la columna a la movilización del 8M.

(Foto de Romina Luna)
(Foto de Romina Luna)

2) ¿Hasta el momento cuáles son los principales saldos de los debates que han surgido en las asambleas?

Luciana: Nos parece que más allá de los temas lo interesante es que hay una metodología maravillosa, un agite áspero, feroz, confluyente y divergente. Se pusieron de manifiesto todos los temas, todos los debates, todas las voces, en todas partes. Y se ocuparon las asambleas, no es de una “elite iluminada”. Es de todas. Con toda la complejidad que supone acordar en asamblea pero también con la contundencia de que al paro estamos llamando todas las voces. Voces que en algunos debates no estamos de acuerdo entre sí pero nos escuchamos. Tenemos en claro que tenemos que estar juntas sin renunciar a nuestras diferencias.

Paula: Este 8 M está compuesto claramente por todas las reivindicaciones que convocan las asambleas que se estuvieron gestando, el espacio Ni Una Menos y  las reivindicaciones y demandas por las cuales el feminismo viene luchando hace años. Creemos que más allá de las reivindicaciones estamos en un contexto de muchos despidos ,donde las mujeres son particularmente afectadas y en este sentido también está entender que la semana que viene se trata la legalización del aborto y el movimiento feminista tiene una consigna clara : Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal, seguro y gratuito. ¡Nosotras luchamos contra los despidos pero también por el aborto legal!.

3) ¿Cómo creen que afectará este contexto socioeconómico -caracterizado por ajustes, despidos y tarizafos- a la convocatoria del Paro para el día 8 de marzo?

Luciana: A ARDA escribieron muchas compañeras que nunca habían marchado o que jamás habían participado en algún artivismo. Adolescentes, jóvenes, adultas. Eso nos parece un síntoma. Hay mucho despertar, mucha inquietud, que creemos que tiene que ver con la profunda crisis y las múltiples violencias. No tenemos dudas que este 8M será histórico porque van a animarse a parar muchas que nunca lo habían hecho. Cada una a su forma, como pueda y donde pueda, pero sabiendo que cada una es parte de un enorme colectivo que viene a revolucionarlo todo.

Paula: Es un contexto de ajuste muy fuerte, donde nos pega mucho a las mujeres y están vaciando todas las herramientas que se han creado para evitar la violencia contra la mujer. El ajuste y el hambre golpean muy duro. Creemos que es muy importante darle mucha fuerza al 8 M, ya que es un paro internacional de mujeres y es un gran logro que nuestra organización sindical llame a paro ese día y que el feminismo se esté poniendo en agenda.

(Foto de Romina Luna)
(Foto de Romina Luna)

4) ¿Cuál es la potencia que tiene el movimiento feminista en esta coyuntura?

Luciana: La potencia de poder mirarnos, reconocernos, organizarnos. Tejiendo con otras. Transformando los dolores, co-creando e inventando creando respuestas creativas, sosteniéndonos en las diversas luchas. Sabemos que nos tenemos. Que tocan a una y saltamos todas. Y eso tiene un poder inenarrable que el patriarcado está empezando a reconocer. Por supuesto que enfrentamos violencias, injusticias y temores. Pero como decimos en nuestra colectiva, “¿Y el miedo? Qué ARDA!!!”.  

Paula: La potencia del movimiento feminista es clave, porque realmente es transversal a todos los temas que se tratan y a todos los conflictos. El feminismo es revolucionario y profundo. Siempre que intervenimos podemos profundizar las problemáticas y darles nuestro cáliz. Estamos demostrando la sororidad que tenemos entre nosotras, cómo nos organizamos, que potencia tenemos, que no nos callamos y eso golpea duro y fuerte.

(Foto de Romina Luna)
(Foto de Romina Luna)

DEJÁ TU COMENTARIO