(Foto: Alma Fernandez y Martina Perosa para lavaca.org)

Antes del Paro Internacional de Mujeres Contratapa continúa con su ciclo de entrevistas a referentes del movimiento de mujeres, lesbianas, travestis y trans para conocer cómo se están organizando desde sus colectivas de cara a ese día. En esta oportunidad, dialogamos con Alma Fernández, activista trava y Florencia Moragas de Seamos Libres.

1) Desde su colectiva/organización, ¿cómo se preparan para el Paro del 8M? ¿qué actividades están organizando?

Alma: Desde nuestros espacios nos preparamos para hacer temblar la tierra, para gritar todas “Ni una menos, vivas nos queremos”, nosotras también paramos, las travas también paramos, porque sin las travas no hay Ni Una Menos.

Nos estamos preparando para encolumnarnos y marchar en una sola columna y también teniendo conciencia de que queremos que la única bandera que nos represente en ese 8M sea, justamente, la del pedido de justicia por Diana Sacayán, que el juicio se va a estar desarrollando el 12 de marzo a las 8 horas, a partir delas 8 de la mañana en las escalinatas de tribunales, les esperamos. Furia travesti !

Florencia: Para el 8 de marzo desde Seamos Libres y desde el frente feminista estuvimos trabajando el jueves pasado en una plenaria con las compañeras en la que pusimos en común distintas situaciones de violencia. Fue un momento de encuentro entre nosotras, para poder compartir el malestar que generan las distintas situaciones de violencia que atravesamos las mujeres, lesbianas, trans y travestis dentro de la sociedad, dentro de nuestros hogares y particularmente dentro de nuestras organizaciones. Creemos que es un primer paso fundamental poder compartirlas para sacarla de lo personal y ponerla en una perspectiva donde leemos estas situaciones desde un punto de vista político. Entendiendo que nos pasa porque vivimos en una sociedad patriarcal y machista, donde todxs estamos educadxs en un modelo violento tanto por clase, por raza, por género. La plenaria tuvo como perspectiva encontrarnos a compartir esas situaciones, pero tb darle una resignificación y ver de què modo respondemos ante esas situaciones colectivamente,  

Estamos organizando un ciclo de charlas de economía feminista en uno de los centros de formación que se llama Genera que se lanzó el año pasado en el cual Veronica Gago y Leticia van a estar exponiendo distintos aspectos de la economía feminista: la deuda y como el sistema financiero nos oprime y es funcional al patriarcado. Esto va a ser el 3 y el 10 de marzo. A su vez, el mismo 3 de marzo vamos a realizar un mural tal como lo hicimos el 25 de noviembre del año pasado. En simultanea, mientras se este pintando el mural se va a realizar un taller de autodefensa, todo pensando en hacer una jornada a eso de las 6pm en el espacio público planteando las distintas estrategias que nos damos las mujeres para habitar y transitar el espacio público. Pensando los murales como modo de expresión pero también cómo pensarnos ante la hostilidad que el espacio público plantea: que recursos y cómo nos defendemos ante situaciones que constantemente nos vulneran.

(Foto: Martina Perosa para lavaca.org)
(Foto: Martina Perosa para lavaca.org)

2) ¿Cuáles creen que deben ser las principales consignas/demandas de este 8M?

Alma: Las reivindicaciones que tienen que estar es el pedido de justicia a Diana Sacayán y abrazarnos con el reclamo de las mujeres afros y negras que a pesar de todo siguen siendo las invisibilidades junto con las travas, tenemos que abrazar a las minorías para construir un feminismo de masas populares.

Florencia: Estuvimos participando de las asambleas por el 8M. Nos parece interesante que es un espacio que enriquece y nos ayuda a seguir fortaleciendo el feminismo dentro de nuestra organización. Centralmente el balance y las conclusiones de estas  asambleas – que estuvieron mucho más organizadas dando respuesta a la masividad del movimiento- destacamos la integralidad en los planteos y a su vez lo concreto de los mismos. Y esto tiene que ver con la interpelación a la coyuntura actual como por ejemplo el rechazo de la reforma reforma laboral, marcándole la cancha al Congreso que es actualmente un espacio de institucionalización de este modelo neoliberal. Los debates tienen una mirada integral -no solo sectorial-  y a su vez planteos vinculados a una coyuntura política. Muchos de los reclamos tienen que ver con la denuncia al vaciamiento del Estado, el desfinanciamiento de ciertas políticas que afectan y generar retrocesos en nuestros derechos, sobre todo en materia de salud y educación. Nos parece importante que cada vez hay mayor madurez y voluntad de generar consensos. Hay un grado de responsabilidad muy alto ya que somos referencia a nivel internacional, y somos vistas como movimiento por el resto del mundo.

3)¿Cuál es la potencia que tiene el movimiento feminista en esta coyuntura?

Alma: En esta coyuntura el rol del feminismo viene a ser, justamente, el de construir una mirada desde los barrios, instalar, deconstruir la mirada de clases que tiene el feminismo.

Ir a los Barrios, Doña Rosa y Don Ramón ya saben, ya escucharon que es el feminismo y el género, ahora lo tienen que entender y ser participes de las asambleas, de este feminismo de masas. Me parece importante ir al Barrio y dejar de pensar tanto en la teoría y empezar a replicar, sino pasa lo de siempre: la minoría somos las clases pobres.

(Foto: Martina Perosa para lavaca.org)
(Foto: Martina Perosa para lavaca.org)

Florencia: Este contexto socioeconomico va a potenciar la participación el 8 de marzo. La masividad de las primeras asambleas tiene que ver con esta coyuntura que nos obliga a accionar, a poner organizar esa bronca. En ese sentido, la potencia del movimiento feminista tiene que ver con que cada vez somos más las que estamos comprometidas en esta lucha, con muchísimas responsabilidad, creo que estamos yendo a una agenda donde efectivamente se pone en evidencia las situaciones de violencia y se empieza a articular con más claridad cómo este sistema político nos está vulnerando nuestros derechos y nuestras posibilidades de salir de situaciones de violencia: el recorte, el ajuste, la reforma previsional que afecta a mujeres que tenían posibilidad de acceder por haber sido amas de casa,todas estas políticas restringen nuestra autonomía económica y afecta la posibilidad de salir de situaciones de violencia. En ese sentido, Creo que la potencia que tiene el movimiento feminista es que es un movimiento que hoy en la Argentina está yendo por todo, está yendo a cuestionar todo y centralmente cuestionar este modelo de gobierno, este modelo de políticas porque entendemos que afecta nuestros derechos y alejarnos del horizonte de la justicia social.

Además, logró ser un feminismo más amplio y diverso. Mucho más convocante, y con mucha más visibilidad: Creo que hay una vocación por interpelar a quienes no se sienten parte, sobre todo desde el feminismo popular hay un trabajo fuerte en mostrar cómo nuestra condición de mujer es la variable de ajuste, exclusión y explotación. Es un feminismo más hacia afuera, al punto que hoy una piba que no está organizada en ningún espacio, participa de las asambleas por el Paro y los 3 de junio. Eso muestra que se está construyendo algo nuevo, algo distinto”. 

DEJÁ TU COMENTARIO