La inspiración literaria siempre ha sido objeto de representaciones, sobre todo en la época romántica en donde el autor está visto como alguien atormentado por sus fantasmas u obsesiones: libros, grabados, fotografías, etc., siempre mostraron a un autor como volcado a un escritorio y dejar cuenta de su obra: el oficio de escritor muchas veces se lo ha visto de esa manera, como un ejercicio disponible para unos pocos, y que además eran cultos, alejados de la sociedad, ajenos a toda realidad. Pero no siempre es así, y el siglo XX se ha encargado de mostrarnos que el escritor está efectivamente insertado dentro de lo cotidiano, y que sus obras están inspiradas por la realidad que atravesamos. El escritor no está en el olimpo, vive en nuestras mismas calles.

Desde hace un par de años se desarrolla en Buenos Aires, específicamente en el Centro Cultural de la Cooperación, Corrientes 1543, el Ciclo Ficciones, que forma parte del Espacio Literario Juan L. Ortiz del mismo sitio, y se encarga de acercar a diversos escritores a sus lectores en afán de poder hacerles llegar una mirada acerca de su obra, la construcción de un texto y diversas cuestiones referidas a la escritura de un estilo literario.

Este original encuentro tiene como objetivo el que los narradores acerquen su producción y puedan dialogar con el público acerca del oficio literario: desde el momento en que comenzó hasta la fecha han pasado por este ciclo varios escritores argentinos de renombre como Silvia Iparraguirre, Luis Mey, Gustavo Di Pace, Liliana Heker, Luisa Valenzuela, entre otrxs.

Actualmente coordinado por Anais Giannandrea, Florencia Steindhart y Lucía Parravicini, el ciclo lejos de centrarse solamente en autores consagrados como los nombrados, también buscan dar un espacio a autores emergentes o mismo centrar las charlas sobre un género en particular: en los encuentros de octubre, por citar un ejemplo, las coordinadoras eligieron a dos autores argentinos dedicados al terror, Celso Lunghi y Leandro Avalo Blacha. En julio, se centraron en tres nuevos novelistas como Paula Brecciaroli, Vanina Colagiovani y Yair Magrino. Es decir, las charlas se centran en un contexto determinado para entender cómo y desde dónde escribe un autor.

Lejos de querer insertar estas charlas para un nicho específico como el de un aspirante a escritor, el Ciclo Ficciones busca acercar a todos los públicos habidos sobre el proceso de creación, y es por eso que estas charlas son con entrada libre y gratuita. La próxima invitada es la notable Ana María Shua, quien presentará su nuevo libro titulado “Todos los universos posibles”, un volumen de microrrelatos. El encuentro se realizará este jueves 26 de octubre a las 19 horas en la sala Mayer Dubrovksy, en el citado Centro Cultural de la Cooperación, Avenida Corrientes 1543.

Para novedades y próximos encuentros, podés entrar en su página de Facebook que es https://www.facebook.com/cicloficciones/

DEJÁ TU COMENTARIO