Por Luciano Alderete (@LucianoAld1) – Especial desde México

Desde la Ciudad de México, Rolo Diez no deja de interesarse por la coyuntura argentina y nos da sus opiniones sobre el gobierno de Mauricio Macri y sobre cambios en la administración de la Casa Blanca. No hay lugar para medias tintas en sus reflexiones.

– ¿Cómo sigue la política actual de la Argentina?

Especialmente por Facebook. Facebook es una buena radiografía de lo que sucede en Argentina. El 90 por ciento de mis amigos son de Argentina y el 10 por ciento, mexicanos. Estoy más ligado a lo que pasa en Argentina que al muro de Trump. Bueno, lo que sucede en Argentina es una catástrofe. Salir de un gobierno populista/popular o como se lo quiera llamar y pasar a un gobierno que tiene una ideología similar a la de la dictadura militar pero con otros métodos y con una buena inserción en la clase media. ¡La cantidad de gente despedida!

“Lo que sucede en Argentina es una catástrofe”

– ¿Cómo define al gobierno de Cambiemos?

Es un gobierno inhábil, mentiroso, tan ligado a las grandes corporaciones extranjeras. Tan poco argentino, tan poco defensor de Malvinas, tan anti Derechos Humanos, tan defensor de los viejos que han sido condenados por sus crímenes. Sin dudas, una catástrofe. Veo una oposición muy fragmentada, los peronistas en lo suyo y la izquierda también. Un sectarismo anti peronista y anti izquierda muy fuerte. La clase obrera, aparentemente, sin despertar. El pueblo en general o al menos buena parte de él espera que vuelva Cristina pero no hace gran cosa. Esperan que vuelva para salvarlos y que Macri se vaya del gobierno.

Se cayó la reforma política de Macri
“Para nada descarto la reelección”, dijo el presidente Mauricio Macri. Reconoció así en una entrevista que podría postularse en los próximos comicios del 2019

– ¿Y cuál cree que es la salida?

Para mí lo importante es construir un frente. Un frente opositor que tomara del peronismo, lo único que se puede aprovechar que es el Kirchnerismo. El PJ está muy cerca de parecerse al PRO. La CGT es para llorar a mares;  en el Kirchnerismo hay sectores interesantes, gente que tiene una visión más amplia que puede decir: “más allá del peronismo hay cosas, hay otros movimientos”. Igual, se está muy lejos del grado de acercamiento que hubo, a finales del 70, entre la izquierda marxista y la izquierda peronista en el proyecta de la OLA. Proyecto que no llegó a concretarse. Hoy hay más sectarismo pero con la gente más piola del kirchnerismo se puede hablar. Sola tampoco va a llegar a ningún lado. Solo se van a quedar esperando a que lleguen las elecciones y vuelva Cristina u otro candidato relacionado con el kirchnerismo o con un peronismo más popular. Debería haber un frente donde participe lo mejor del kirchnerismo y la izquierda que se pueda juntar.

“Debería haber un frente con lo mejor del kirchnerismo y la izquierda que se pueda juntar”

– ¿Qué sectores de la izquierda creen que podrían sumarse a ese frente?

En el trotskismo no parece que se pueda juntar nada. Pero hay otras organizaciones como el Partido de la Liberación que también propone un frente, que valora positivamente muchas cosas del Kirchnerismo y critica otras. Yo hago lo mismo. Hay otros Partidos de izquierda y Organizaciones que se podrían juntar en un Frente Popular Anti Macri y Anti imperialista. Sería la forma de derrotar al PRO antes o en las próximas elecciones. Insisto y propongo el Frente, algunos están de acuerdo y otro dicen es imposible: “Son lo mismo, toda la corrupción que hubo”. No dudo que haya habido corrupción pero también hubo inclusión y muchas políticas que beneficiaron al pueblo. Entonces, básicamente, son aliados.

Cristina fue procesada por el juez Ercolini
“Yo creo que en su intima convicción quiere ser candidata en 2019 pero a presidenta”, dijo el abogado de Cristina Kirchner, Gregorio Dalbón

Además, hay mucha izquierda que no puede admitir otra cosa que no sea el socialismo. Demasiado ligada al leninismo, maoísmo, estalinismo incluso, cosas que ya son muy difíciles. Porque el mundo ha cambiado mucho. Entonces, sin dejar de ser revolucionario siento que hay que abrir la cabeza y buscar opciones de progreso, de mejor distribución de la riqueza, menores grados de dependencia del imperialismo. Gobiernos populares, no necesariamente proletarios. Me resulta tan difícil imaginar un gobierno dirigido por la clase obrera.

– ¿Cómo es México hoy?

México en estos momentos atraviesa un despertar nacionalista pero de muy poco alcance. El pueblo viene puteando a Peña Nieto hace mucho tiempo. Entonces, pretender que, por el muro de Trump, somos todos seguidores del gobierno es algo que no es cierto. Los problemas de México siguen siendo los políticos mexicanos, la situación mexicana, el hambre y la pobreza que hay en México. Estas cosas no las inventó Trump. Entonces, lo del muro y el anti mexicanismo de Trump es algo superestructural que no puede durar mucho. Pero puede ser una buena oportunidad para que el pueblo mexicano pueda mirar un poco más al sur como le está pidiendo Evo.

“Los problemas de México siguen siendo los políticos mexicanos”

– ¿Cree que debería acercarse más a nuestra región?

México siempre ha estado ligado a Estados Unidos. Toda su vida tiene que ver con lo que pasa allí y eso es una desgracia para México que habría que romper. Pero este país no se puede imaginar de otra forma. Siempre desestimó la relación con América Latina más allá de lo comercial. Siempre se lavaron las manos como con lo que pasaba en Venezuela con Chávez, y Maduro no los ha influenciado demasiado. Los intentos de progresismos en la región de Lula, Dilma, Correa, Los Kirchner y Múgica a México no le han dicho nada. Y no me refiero al gobierno, al cual no le va a decir nada, sino a los partidos políticos mexicanos. A ellos no les ha dicho nada. Aquí no hay una izquierda a la que se la pueda estimar seriamente. Hay proyectos populares siempre relacionados con Estados Unidos. Lo más radical que hay de la izquierda que participa en las elecciones es MORENA, el movimiento de López Obrador. Pero jamás ese hombre, en toda su vida, ha dicho la palabra socialismo o anti imperialismo, eso no existe para ellos. Existe “vamos a ser honestos”, nos vamos a ocupar de “los problemas del pueblo”. Probablemente sea la mejor opción que se presente en las elecciones. López Obrador ya perdió dos elecciones raspando y puede ganar. Aunque también ha habido corrupción. La corrupción es una segunda piel en la vida mexicana. A mí me parece bien que Morena se proponga erradicarla, pero de ahí a que lo vaya a hacer…

Andrés Manuel López Obrador es un político y politólogo mexicano, presidente nacional del partido político Movimiento Regeneración Nacional, del que también es fundador
Andrés Manuel López Obrador es un político y politólogo mexicano, presidente nacional del partido político Movimiento Regeneración Nacional, del que también es fundador

– ¿Qué opina del movimiento zapatista?

El zapatismo es quizás lo más atractivo e inteligente, pero también está referido a sus propios problemas por ser indigenistas. En algún momento el zapatismo fue un fenómeno mundial, especialmente en las izquierdas europeas. Vino muchísima gente, iba a visitar las comunidades, el Sub Comandante Marcos escribía mucho en los periódicos y era de lejos el político más brillante que había, pero han quedado demasiado referido a ellos mismos. Están trabajando, organizan muy bien a sus comunidades, pero perdieron el ámbito universal.

Más sobre la entrevista a Rolo Diez en Contratapa

Rolo Diez: itinerario de un revolucionario

México: la tierra elegida por Trotsky y la militancia latinoamericana

 

DEJÁ TU COMENTARIO