La fábrica autopartista Stockl, ubicada en Burzaco, partido bonaerense de Almirante Brown, está sin producir desde el 22 de diciembre pasado, cuando sus 130 empleados se encontraron con la planta cerrada y previeron lo peor. Los trabajadores no cobran sus salarios desde hace tres meses. Tampoco el aguinaldo. Están virtualmente en la calle y sin un peso, pero ni siquiera fueron despedidos a través de los correspondientes telegramas. A todo esto, el dueño de la planta, Rodolfo Stockl, está desaparecido.

Ante esta situación, los metalúrgicos se encuentran en plan de lucha. Permanecen de guardia en la puerta de la fábrica ante el temor de que la patronal ingrese a llevarse las maquinarias con las que producen. Eso implicaría el definitivo vaciamiento de la empresa y, por ende, la pérdida de todos los puestos de trabajo.

Stockl
Foto: Stockl Burzaco (Facebook)

Stockl fabrica autopartes para las automotrices Honda, Volkswagen y Toyota. Hacen asientos, apoya cabezas, manijas y otros accesorios plásticos. Pero ante la apertura indiscriminada de importaciones -sostienen los trabajadores- el sector se ve gravemente afectado, ya que las multinacionales prefieren traer el material de afuera, lo que pone en riesgo miles de fuentes de trabajo.

Los empleados de Stockl se movilizan semanalmente para pedir la intervención del Ministerio de Trabajo bonaerense y el municipio de Almirante Brown, pero hasta ahora, desde la “mesa de diálogo” que ofrecieron, no aparecieron soluciones.

“No cobramos un peso desde noviembre. Pasamos las fiestas sin plata y la situación acá con los compañeros es muy difícil. Por eso estamos en este plan de lucha“, explicó José Valdés, delegado de Stockl.

“Están las máquinas, está la materia prima. Lo unico que pedimos es entrar a trabajar”, concluyó el representante gremial al Colectivo de cine Silbando Bembas..

Luego de varias jornadas de movilización, desde el municipio de Almirante Brown les ofrecieron cobrar la tarjeta “Más Vida”, que ofrece 400 pesos por mujer embarazada o con hijos de hasta 6 años y 300 pesos por hijo, además de una reunión de conciliación que todavía no tiene fecha.

*El video que acompaña esta nota es de Silbando Bembas, colectivo de cine militante clasista 

1 COMENTARIO

  1. Es una barbaridad. Estará la justicia y la competente policia atras del empresário? Urge una solución inmediata. De las dos una. O le pasó una desgracia o es flor de garca.

DEJÁ TU COMENTARIO