“… Ya no es necesario que los fines justifiquen los medios. Ahora los medios, los medios masivos de comunicación, justifican los fines de un sistema de poder que impone sus valores en escala planetaria…”

(E. Galeano)

El pasado 6 de octubre se realizó el conversatorio “Los medios alternativos-independientes y su rol en la producción de saberes, sentidos e identidades” en la Universidad Nacional de Moreno (UNM), organizado en conjunto por estudiantes, docentes y Contratapa. El propósito del encuentro fue reflexionar sobre la construcción de sentidos y posicionamientos en la praxis comunicativa contra-hegemónica y la disputa ideológica frente a los monopolios de comunicación.  

Considerados por Fernando Buen Abad Domínguez (filósofo y comunicólogo mexicano) como “armas ideológicas de un Plan Cóndor Comunicacional”, los medios masivos vienen imponiendo a través de su discurso único, un régimen de “domesticación intelectual” o “hegemonía de pensamiento” sobre nuestro continente. Aquello que en su pensar Catherine Walsh (pedagoga y militante de luchas sociales, movimientos indígenas y afrodescendientes) denominó “sometimiento ideológico”, la comunicación hegemónica logra alterar la fábrica social y colonizar el territorio del imaginario, para que vivamos y pensemos como nos lo impone el sistema de poder capitalista.

Para legitimar el régimen de poder, los grandes medios pretenden manipular, confundir y esconder la información, provocando individualismo, indiferencia e incluso la ruptura de organizaciones comunitarias, colectivas y políticas. Razón por la que es fundamental el rol de la comunicación contra-hegemónica para aportar otros relatos, discursos representacionales y posicionamientos en la opinión pública.

La jornada en la UNM contó con la participación de los(as) referentes en la comunicación contestataria, Úrsula Asta de Radio Gráfica FM 89.3, Enrique de la Calle, co-fundador de la Agencia Paco Urondo (A.P.U.) y Agustín Bontempo de Marcha Noticias. Con la lectura introductoria del texto de Eduardo Galeano “Curso Intensivo de Incomunicación”, se enmarcó la charla en la coyuntura actual de concentración mediática que afecta la libertad de expresión y el derecho humano a la comunicación, aún vigente a casi dos décadas de publicarse en Patas Arriba.  

Seguidamente, de parte de los(as) estudiantes se hizo una reflexión sobre la capacidad del discurso mediático hegemónico para instituir relaciones de poder, legitimar representaciones y naturalizar imágenes del mundo. Luego, el encuentro se desarrolló a lo largo de una serie de ejes temáticos, donde los(as) expositores(as) socializaron sus experiencias en la disputa de sentidos desde la comunicación e intercambiaron opiniones con los(as) asistentes, en un clima compañero y solidario.

Concepción y posicionamiento de la comunicación alternativa

La periodista Úrsula Asta, conductora del programa “Feas, Sucias y Malas” que se emite por Radio Gráfica, afirmó que en su emisora hablan “desde el sur de Capital Federal y de América”. La radio, nacida a partir de la recuperación de la Cooperativa Gráfica Patricios (sur de C.A.B.A.) es un proyecto de comunicación comunitaria que habla desde los(as) trabajadores(as) y en defensa de los puestos de trabajo. Uno de los roles de este medio es dar voz a los(as) delegados(as) sindicales, en el marco de la feroz campaña antisindical del gobierno, cuyo fin es desmovilizar y ejecutar la reforma sindical y laboral.

Del mismo modo, Enrique de la Calle destacó la importancia de la sinergia y articulación entre las prácticas de A.P.U. con las luchas de los movimientos sociales, organizaciones y sindicatos. En lo que a él respecta, su medio es “una organización política que se dedica al periodismo” y sus integrantes son “militantes políticos que hacen periodismo”.

Agustín Bontempo también consideró al periodismo como militante y definió a Marcha Noticias como perteneciente al campo de la nueva izquierda, con el deber de informar al público sobre aquellos temas que no están presentes en los grandes medios. En Marcha piensan que la comunicación es generadora de sentido, de cultura y transversal a todos los espacios que necesitan la transformación social, política y económica.  

Praxis de comunicar

Los medios comunitarios, alternativos y libres tienen una enorme historia en los pueblos latinoamericanos, desde el periódico de la CGTA, la prensa obrera argentina, hasta las radios mineras bolivianas y de pueblos originarios. Úrsula Asta calificó a Radio Gráfica como parte de esa tradición, “no somos nada nuevo, ni tampoco somos medios que sólo existimos en el momento de crisis”, expresó. Al respecto, Bontempo declaró que en Marcha tampoco producen un medio alternativo “para bancar la trinchera” en tiempos difíciles, sino con el desafío de trascender la batalla cultural y ganar comunicacionalmente.

Los(as) expositores(as) describieron que para la lucha ideológica de sentidos resulta trascendental cambiar las prácticas periodísticas, por lo cual sus medios tienen una lógica distinta de construcción de la información. En ellos, la praxis para producir una noticia es en forma colectiva, a pesar que los(as) compañeros(as) cumplen tareas diferentes. Asimismo, el(la) comunicador(a) debe mirar desde la marcha, desde el trabajador(a) organizado(a), desde las mujeres, desde las organizaciones que pelean por derechos, para transmitir con su discurso la voz de los(as) que no tienen voz.

periodismo militante

Enfrentar la agenda de los medios hegemónicos

Hay una doble disputa por instalar temas de agenda en los medios, según De la Calle. Por un lado es preciso hacer una guerra de guerrillas frente a la agenda diaria de los grandes medios, pero a su vez, se intenta en APU generar otras agendas que requieren más tiempo para alcanzar visibilidad pública.

Ciertos temas y miradas se trabajan con anticipación para reflexionar en profundidad, por ejemplo el caso de Santiago Maldonado, remarcó De la Calle. Mientras los grandes medios actuaron como voceros de gendarmería, hablando de “terrorismo” y de “algo habrá hecho”, los medios comunitarios ya venían exponiendo las represiones a mapuches y fueron los primeros en denunciar la desaparición forzada. El rol de los medios comunitarios fue crucial en la búsqueda de la verdad y producir cambios en la causa judicial.

De la misma manera, Marcha es corrido diariamente con desinformación de la agenda masiva hegemónica, pero además de contrarrestarla se intenta construir una propia, opinó Bontempo. Según Asta, la agenda no está signada solamente por el discurso hegemónico, porque en la radio se habla sobre la realidad de su comunidad, de la problemática habitacional de La Boca, la quema de conventillos, desalojos y de los(as) pibes(as) del barrio donde están insertos, entre otros temas.

Interacción y coordinación entre medios alternativos  

Entre los medios alternativos son frecuentes las interacciones, consultas, colaboraciones y experiencias de trabajo conjunto. No tienen como objetivo generar otro discurso único opuesto u otra voz única contraria, sino lograr que se escuchen muchas voces.

En el país existen redes formales de articulación como F.A.R.C.O. (Foro Argentino de Radios Comunitarias), que hacen llegar la información desde el territorio y con la voz de los mismos protagonistas, destaca Úrsula Asta. A modo de ejemplo, para Radio Gráfica informaron al aire comunicadores mapuches de la Radio FM Che de Junín de los Andes, sobre la problemática de tierras y el caso Maldonado desde el lugar de los hechos.     

Desde Marcha se concibe a la comunicación en forma diversificada, dice Bontempo, por eso se citan y consultan a otros medios independientes, y ellos también a nosotros. El medio tuvo muy buenas experiencias de trabajos coordinados, como el especial de los cuarenta años del Golpe militar que realizaron conjuntamente con Contrahegemonía.

De la Calle opinó que no existe una “gran coordinadora de medios comunitarios, aunque se intentaron experiencias poco fructíferas”, pero rescató a las redes informales de interacción que se dan en la práctica, como ocurre a partir de la detención de comunicadores en la segunda marcha por Santiago Maldonado. Desde esa detención, los medios se organizaron para avisar entre ellos a quiénes van a enviar a cubrir las marchas.

Satisfacer la necesidad de información  

En los años recientes de cepo informativo, la sociedad busca cada vez más satisfacer la necesidad de información a través internet. Tanto el portal de Marcha y de A.P.U. han visto multiplicado muchas veces el público que reciben, en comparación con 2015, por lo que debieron hacer cambios tecnológicos para que sus páginas no caigan por exceso de visitas. A pesar de ser impresionante el peso a la hora de informarse, los medios comunitarios no nacieron con internet. Tienen una larguísima tradición en el país, y ahora se valen de la web y las redes sociales como otra herramienta más a potenciar a su favor.

Asta y De la Calle coincidieron que las elecciones reflejaron que sólo un tercio de los argentinos busca escuchar el discurso oficial reproducido en los medios tradicionales, donde el macrismo tiene más consenso que en la sociedad. El resto de la población quiere escuchar otros medios, pero por ser pequeños se encuentran signados por escasos recursos y poca potencia de difusión.

conversatorio UNM2

La disputa de sentidos dentro y fuera de las aulas

Paulo Freire pensaba la pedagogía como “indispensable para transgredir, interrumpir y desplazar los paradigmas y conceptos dominantes que pretenden regir la vida en todos sus aspectos sociales, políticos, epistémicos, éticos, espirituales y existenciales”. Por ello no fue casual que en un coloquio sobre construcción de sentidos realizado en un ámbito educativo, haya estado muy presente la batalla discursiva en las aulas.

Entre el público asistieron trabajadores(as) de la educación de varios niveles, quienes expresaron su preocupación por los(as) alumnos(as) que toman el discurso hegemónico de los grandes medios que escuchan y ven en sus casas. Consensuaron junto con los(as) expositores(as) en la importancia de no concebir como mundos distantes a la educación y a la comunicación, e intentar articular redes entre ambos.    

 Gran proporción de estudiantes universitarios(as) consumen medios hegemónicos y repiten sentidos comunes, reconocieron las profesoras Nadia Ameghino y Nair Castillo de la UNM, presentes en el conversatorio. Entre sus alumnos(as) de “Historia del Pensamiento Social y Político” de primer año, emergieron conceptos del tono “algo habrá hecho” y “está en chile” para referirse a Santiago Maldonado. Con la intención de deconstruir ese tipo de discurso, ellas recurrieron a notas de medios alternativos para debatir en clase. Aunque la batalla puede ser inmensa y con frecuencia desmoralizante, afirmaron que existe el compromiso de pensar y asumir el rol pedagógico-docente como un rol de comunicador(a) en el contexto áulico.  

Marcha reconoce que la articulación con las aulas es todavía una deuda pendiente. Aunque muchos colaboradores de este medio trabajan en relación a la educación, como Bontempo en talleres de comunicación en villas y otra integrante, Nadia Fink, escribiendo la famosa serie de libros infantiles “Antiprincesas”, la llegada a los jóvenes en las escuelas y las universidades es la más difícil.

 En cambio, Radio Gráfica tiene una relación interesante con la carrera de periodismo de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), ya que los(as) estudiantes cursan la materia “Trabajo Social Comunitario” directamente dentro de la radio. Al mismo tiempo, la radio junto con estudiantes y docentes de UNDAV brindan talleres en dos escuelas secundarias (el Bachillerato Popular Germán Abdala de La Boca y la Escuela de Trabajadores Gráficos de Barracas) donde los(as) alumnos(as) elaboran un programa de radio.

Importancia social

La jornada evidenció la importancia social de otras comunicaciones (así, en plural) alternativas, libres, independientes para generar sentidos y posicionamientos contestatarios al discurso dominante de los medios hegemónicos, el cual se impone desde el poder promoviendo principios conservadores y valores neoliberales del mercado, el consumismo y el individualismo.

Sólo la comunicación contra-hegemónica, constituyéndose desde “abajo”, desde las bases militantes y espacios propios o recuperados, que colectiviza y reflexiona sobre su praxis y se involucra con las necesidades de su territorio, puede ayudar a construir sentidos, memorias y discursos para la disputa simbólica, que al mismo tiempo siempre es una disputa política, social y económica.

* Lic. en Antropología (UNLP). Estudiante de Comunicación Social con orientación científica (UNM).

DEJÁ TU COMENTARIO